Autenticidad de los mensajes enviados a través de sistemas de mensajería instantánea

Autenticidad de los mensajes enviados a través de sistemas de mensajería instantánea

¿Existe presunción iuris tantum de falsedad? | Jurisprudencia


 

En su Sentencia SAP 27/2024 de 12 de enero, la Sección 15 de la Audiencia Provincial de Madrid aborda un caso en el que se busca la impugnación por la defensa de mensajes enviados a través de sistemas de mensajería instantánea.

En primer lugar, en su primera declaración como investigado sí que los reconoció como emitidos, sin que ahora explique esa contradicción más allá de una mera impugnación, y, en segundo lugar, obra en las actuaciones cuál es su número de teléfono, el que mantiene Lucía como número que identifica como el del teléfono de Alexander a través del que siempre se comunicaron y el que también reconoció Alexander en el plenario.

En lo referente a su valoración, ciertamente compete a las acusaciones proponer como testigo al policía que recibió declaración a la víctima cuando ve su móvil y se incorporan los pantallazos al atestado, y/o proponerla oportuna pericial informática a la vista de la impugnación de la defensa. Nada de ello se hizo, hay que destacarlo.

En relación con este tipo de pruebas, según se establece en las SSTS 300/2015 y 754/2015, de 27 de noviembre, “no es posible entender que establezcan una presunción iuris tantum de falsedad de estas modalidades de mensajería, que debe ser destruida mediante prueba pericial que ratifique su autenticidad y que se debe practicar en todo caso; sino que, en el caso de una impugnación (no meramente retórica y en términos generales) de su autenticidad -por la existencia de sospechas o indicios de manipulación- se debe realizar tal pericia acerca del verdadero emisor de los mensajes y su contenido“. Ahora bien, “tal pericia no será precisa cuando no exista duda al respecto mediante la valoración de otros elementos de la causa o la práctica de otros medios de prueba” ( STS 375/2018).

Asimismo, según la STS 332/2019: < “Respecto de los mensajes de DIRECCION005 hay que hacer constar que, el recurrente alega que los impugnó en el escrito de defensa. Y en este caso es preciso recordar que, en efecto, es el momento procesal donde debe llevarse a cabo la impugnación de la prueba digital, que es la aportada por la denunciante con pantallazos de mensajes de DIRECCION005 .
 

autenticidad de los mensajes enviados a través de sistemas de mensajería instantánea

Autenticidad de los mensajes enviados a través de sistemas de mensajería instantánea

 

Este tipo de pruebas digitales pueden aportarse al proceso mediante acta notarial, o adveración de teléfonos móviles y sus contenidos ante el Letrado de la Administración de Justicia, o meros “pantallazos” como fotografías de un “hilo” de mensajes de DIRECCION005 , pero hay que recordar que en los casos en los que la defensa impugne esta “prueba digital” en el escrito de defensa, motiva y obliga a la acusación a proponer prueba pericial informática acerca de la veracidad del contenido de estos mensajes y que estos no han sido alterados. Y no se trata de que esta impugnación se haga en la fase de instrucción, sino que haciéndolo en la fase propia de la calificación provisional debe contrarrestar la acusación esta impugnación por la oportuna pericial informática.

Así, hemos señalado en la sentencia 300/2015 de 19 May. 2015, Rec. 2387/2014: “La prueba de una comunicación bidireccional mediante cualquiera de los múltiples sistemas de mensajería instantánea debe ser abordada con todas las cautelas por la posibilidad de manipulación de los archivos digitales mediante los que se materializa ese intercambio de ideas. De ahí que la impugnación de la autenticidad de cualquiera de esas conversaciones, cuando son aportadas a la causa mediante archivos de impresión, desplaza la carga de la prueba hacia quien pretende aprovechar su idoneidad probatoria. Será indispensable en tal caso la práctica de una prueba pericial que identifique el verdadero origen de esa comunicación, la identidad de los interlocutores y, en fin, la integridad de su contenido”.

Y la verdadera y propia impugnación puede llevarse a cabo en el escrito de defensa con respecto a la prueba digital aportada por la acusación, por lo que lo correcto hubiera sido proponer, como contestación a la impugnación, el complemento de la pericial informática que debe ser admitida al no ser extemporánea, ya que se refiere a una exigencia que dimana de la impugnación de la defensa de la prueba de la acusación y ello desplaza la carga de la proposición probatoria a la acusación. Sin embargo, la no validez de los contenidos de DIRECCION005 no impide mantener la convicción acerca de cómo se sucedieron los hechos al existir “prueba bastante” ya enunciada por el Tribunal (…)” >

Aplicado al supuesto enjuiciado, es verdad que la prueba está impugnada en tiempo y forma (véase también STS 394/2022) sin que se haya practicado la pericial indicada, pero, en primer lugar, más bien obedece a una impugnación retórica porque no se explicó en base a qué sospechas o cuáles eran los indicios de donde inferir una posible manipulación, y, en segundo lugar, ya hemos dicho que nuestro alto tribunal concluye que no es precisa tal pericia, “cuando no exista duda al respecto mediante la valoración de otros elementos de la causa o la práctica de otros medios de prueba”, y es que, aun omitiendo todos los mensajes, valorando las contradicciones del acusado, sus alternativas no creíbles y la declaración de la víctima, con las corroboraciones ya explicadas, alcanzaríamos la misma conclusión…«DESCARGAR SENTENCIA COMPLETA»
 


GPF – Gabinete Pericial Forense | Autenticidad de los mensajes enviados a través de sistemas de mensajería instantánea