¿Admisión de forma indebida de la prueba pericial?

¿Admisión de forma indebida de la prueba pericial?

Aportada con posterioridad a los escritos de oposición e impugnación de la oposición | Jurisprudencia


 

En su Sentencia SAP 603/2023 de 30 de noviembre, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Pontevedra aborda un caso en el que se valora la admisión de forma indebida de la prueba pericial, alegándose que la misma se aportó con posterioridad a los escritos de oposición e impugnación de la oposición, pese a lo cual, dichas pruebas fueron admitidas en la vista. Se evalúa entonces si se trata de una aportación extemporánea, que contraviene los artículos 438 y siguientes en relación con el 818 de la LEC.

Se señala que, de acuerdo con el artículo 818, el momento preclusivo para la solicitud de vista es el concedido a cada una de ellas en el juicio monitorio para sus alegaciones. La remisión que realiza a los artículos 438 de la LEC no permite un trámite de alegaciones posteriores, o de aportación de nuevos documentos o dictámenes periciales, pues, de haberlo querido, el legislador así, lo habría hecho, limitándose a una remisión general a toda la tramitación del juicio verbal, desde el momento en que las partes solicitan la celebración de vista. Tampoco se anunció en el escrito de oposición, de acuerdo con lo previsto en el artículo 337 de la LEC, su aportación posterior, ni se está ante el supuesto del artículo 338.2.

Se alega que la admisión de la pericial le genera indefensión, pues el momento procesal oportuno para la presentación por su parte de otra pericial sería el de la formulación del escrito de impugnación de la oposición, y que la demandada ha esperado al señalamiento de vista para aportar la pericial, con evidente mala fe, vulnerando el principio de igualdad de armas.

En cuanto a la admisión de documental, se señala que los documentos deben presentarse con los escritos iniciales, tal y como exige el artículo 265 LEC. El documento es de fecha 13/03/2020, y el escrito de oposición se presenta con fecha 16/06/2020. Concluye que ambas pruebas deben ser inadmitidas y omitida su valoración.

La Audiencia no comparte lo argumentado. Las evidentes complicaciones que presenta la adaptación del monitorio al juicio verbal tras la oposición del deudor, no permiten equiparar este escrito a una verdadera contestación a la demanda, como tampoco la solicitud inicial puede equipararse a una demanda, de forma que la contestación a la demanda se formaliza de forma efectiva en el acto de la vista. Así lo viene entendiendo la jurisprudencia menor.
 

Así, en la SAP de A Coruña de 23 de mayo de 2014 se afirma:
 

“2º.- El artículo 336.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil dispone que los dictámenes confeccionados por peritos designados por la parte, y de los cuales se disponga en ese momento, deberán aportarse necesariamente con la demanda o con la contestación, matizando «si ésta hubiere de realizarse en forma escrita» ; todo ello sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 337 de dicha Ley. Si no se tienen aún, deberá anunciarse, y en todo caso habrán de aportarse «antes de iniciarse la audiencia previa al juicio ordinario y en todo caso cinco días antes de iniciarse la audiencia previa al juicio ordinario o de la vista en el verbal» ( artículo 337). Por su parte el artículo 265.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil prescribe que «En los juicios verbales, el demandado aportará los documentos, medios, instrumentos, dictámenes e informes a que se refiere el apartado 1 en el acto de la vista» . La conclusión doctrinal incuestionada en la actualidad es que lo establecido en los artículos 336 , 337 y 338 (especialmente en lo que se refiere a la necesidad de aportar el dictamen antes de la vista) se aplica exclusivamente a aquellos procesos que la Ley de Enjuiciamiento Civil califica como juicio verbales (en realidad son procedimientos especiales que remiten al juicio verbal sólo en cuanto a las fases posteriores del juicio y la forma de celebración de la vista)pero en los que la contestación se realiza por escrito, a semejanza de lo que acontece en el ordinario, siempre y cuando a su vez no estén a su vez matizados por otros preceptos reguladores de la prueba (por ejemplo en los matrimoniales o en los de capacidad de las personas). Y tal es la interpretación contraria se ha declarado que constituye una vulneración de derechos constitucionales, en cuando se deniega “el derecho a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa”, vulnerándose así lo establecido en el artículo 24.2 de la Constitución Española ( Sentencia del Tribunal Constitucional número 60/2007, de 26 de marzo de 2007 ). En el mismo sentido, la sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2010 ( Roj: STS 7758/2010 , recurso942/2006 ) recuerda que la prueba pericial propuesta por el demandado en el acto del juicio es acorde con lo establecido en el artículo 265.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
 

admision de forma indebida de la prueba pericial

¿Admisión de forma indebida de la prueba pericial?

 

La obligación de presentar con antelación los informes periciales debe limitarse estrictamente a los procedimientos en los que existe una contestación previa escrita. Ni la petición de procedimiento monitorio es una demanda (esta se formula en el ordinario posterior de forma autónoma, o bien en el acto del juicio en el verbal), ni la oposición al requerimiento es una contestación a una demanda, ni puede asimilarse a efectos de vedar la posibilidad de proponer prueba ulteriormente.”
 

Y en la SAP de Pontevedra, Sección 1ª, de 30 de abril de 2008 se dice:
 

“No obstante la aparente semejanza del caso que nos ocupa con el supuesto examinado por esta Sección en SAP de 29 de marzo de 2005, sin embargo, no son las mismas circunstancias porque la cuestión aludida es este momento como principal no lo fue en aquel otro asunto y además, por lo que hace al juicio Monitorio debe ser examinada a la luz de lo expuesto por la Sala en la Junta posterior a aquélla resolución, de Magistrados de orden civil de 12 de diciembre de 2005.

En efecto, decía aquélla sentencia “Ahora bien, la posibilidad de aplicar estos preceptos al juicio verbal únicamente se produce cuando se trate de procedimientos especiales para cuya tramitación la LEC se remite a los verbales, como es el caso de los procesos sobre capacidad, filiación, matrimonio y menores ( art. 753 LEC), la sustanciación de la oposición en el juicio cambiario ( art. 826 LEC ) o en el proceso monitorio cuando la cuantía de la pretensión no exceda de la propia del juicio verbal ( art. 818.2 LEC ), y ello porque sólo en estos procedimientos la contestación a la demanda (o la oposición) se formaliza con anterioridad al acto de la vista, pudiendo ajustarse la proposición de la prueba consistente en dictámenes elaborados por peritos designados por las partes al esquema previsto en los arts. 337 y 338 LEC , lo que no ocurre en los supuestos de juicios verbales como el que nos ocupa, en que tanto la contestación a la demanda como la presentación de documentos y proposición de pruebas se lleva a cabo en el mismo acto de la vista ( arts. 265.4 y 443 LEC ) sin que esté prevista ninguna actuación previa, excepto en los casos especiales a que se refiere el art. 441 LEC , así pues el motivo debe ser desestimado.” Así pues en primer lugar no examinaba la Sala un juicio monitorio sino que el caso versaba sobre la Tutela sumaria de Suspensión de obra nueva, y el comentario transcrito lo era obiter dicta.

En segundo lugar, la Junta de magistrados de lo civil de esta Audiencia celebrada el 12 de diciembre de 2005, con posterioridad a la Sentencia antes citada acordó -como veremos a continuación- que los motivos de oposición aducidos al formular oposición de una manera sucinta no podían ser ampliados o sustituidos por otros distintos en el caso de que el procedimiento se transformase en verbal, sin exigir ninguna otra condición al respecto como pudo haber sido que la prueba pericial se propusiese ya con el escrito de oposición, tal como pretende la hoy parte apelante.

Y, en tercer lugar, el Juicio Monitorio transformado en Verbal no limita la contestación que en su día haya de hacer el demandado más que de la forma que acabamos de exponer, esto es, limitación de los motivos de oposición a los anunciados, que no otros de manera tal que la oposición en el Juicio Monitorio no invierte los roles de las partes ni constituye una “demanda de oposición” como puede suceder en el juicio cambiario o una contestación a la demanda en los verbales especiales (filiación, capacidad, matrimonio) donde hay efectivamente una contestación escrita. El Art. 818 refiere un “escrito de oposición”, si se tratase de una demanda ello sí justificaría que se aplicase el régimen de los artículos 337 y 339 de la LEC porque se da identidad de razón, pero en el caso de los Art. 812 y ss no hay por qué separarse del criterio general y exigir que otra cosa distinta de la ordinaria para el juicio verbal y que la prueba pericial se presente antes del señalamiento de la vista, a lo cual se dio cumplimiento por la parte demandada.”

En este mismo sentido, cabe citar la SAP de Salamanca de 27 de junio de 2019 y la SAP de Barcelona de 7de octubre de 2016.

En todo caso, el dictamen pericial y el documento fueron aportados por escrito presentado el 20 de noviembre de 2020, ocho meses antes de la celebración de la vista, por lo que la parte actora pudo aportar dictamen pericial y haber propuesto todas las pruebas que hubiera estimado oportunas al respecto«DESCARGAR SENTENCIA COMPLETA»
 


GPF – Gabinete Pericial Forense | ¿Admisión de forma indebida de la prueba pericial?