Pruebas periciales sobre sustancias tóxicas o estupefacientes

Pruebas periciales sobre sustancias tóxicas o estupefacientes

Valoración económica | Peso y grado de pureza | Jurisprudencia


 

En su Sentencia SAP 475/2023 de 5 de diciembre, la Sección 2 de la Audiencia Provincial de Tarragona aborda un caso en el que se realizaron una serie de pruebas periciales sobre sustancias estupefacientes intervenidas. En primer lugar, se llevó a cabo la relativa a la valoración económica de la sustancia a cargo del agente de la Guardia Civil con nº NUM003 , (informe contenido en folios 73 a 80 de las actuaciones), que dio cuenta de su intervención, posterior a la determinación de la pureza y peso neto de las sustancias.

El perito respondió además a las preguntas formuladas por el Ministerio Fiscal y por el Letrado de la defensa en orden a la fórmula empleada para la determinación del valor de la sustancia, así como la forma de la obtención del precio por gramo.

El perito explicó que son las tablas comúnmente elaboradas por la OCNE en base al precio del gramo en la calle, teniendo en cuenta una pureza media del 44 %, y que se efectúa una regla de tres para la determinación del valor, con arreglo a la pureza de la sustancia hallada en concreto, que en este caso arrojaba un peso neto de 4,8 gramos, que es el que se tiene en cuenta, y no el peso bruto de la muestra que era de 6,5 gramos.

El Letrado dela defensa introdujo en el juicio al respecto cierta confusión sobre la fórmula empleada, corrigiendo al perito al decir que multiplicar el precio medio del gramo por la cantidad en bruto aprehendida, incluso arroja menos valor que el que resulta de la pericial.

Respondió el perito que la cuestión es que obvia en su argumentación el Letrado de la defensa, que además de tenerse en cuenta el precio medio del gramo de cocaína en la calle, se ha de tener en cuenta que ese precio medio atiende a la media de la pureza del gramo que se vende en la calle también, siendo esa pureza media para el segundo semestre de 2018 del 44 %, y la pureza del muestra en concreto de este asunto, del 74,7 %, por lo que no es posible llevar a cabo esa multiplicación sin más de gramo por precio, previamente ha de calcularse el valor (A), relacionado con la pureza de la muestra, y ese valor es el que se multiplica por el precio medio del gramo en el mercado. Las respuestas del perito fueron más que suficientes, hallándose incluso más detallada esta explicación en el informe pericial, introducido en el plenario por la declaración de su emisor.

Al segundo perito colaborador en la elaboración de este informe, renunciaron las partes, toda vez que el Tribunal previamente había informado a las partes que se encontraba en situación de incapacidad temporal.
 

pruebas periciales sobre sustancias tóxicas o estupefacientes

Pruebas periciales sobre sustancias tóxicas o estupefacientes

 

La segunda de las pruebas periciales practicadas en relación a las sustancias, acredita tanto el peso como el grado de pureza de la cocaína encontrada, e intervenida entre las pertenencias del acusado, en concreto, dentro de su pantalón, envuelta en un pañuelo y que uno de los agentes manifestó expresamente que había visto cómo se lo guardaba al advertir su presencia.

Tal pericial obra en los folios 44-45 a 47 de la causa y arroja el concreto resultado que se ha declarado como probado en la presente sentencia, esto es, que se llevó a cabo el análisis de las 11 bolsitas termoselladas remitidas al laboratorio, que contenía una sustancia pulverulenta con un peso bruto de 6,362 gramos, con una riqueza en cocaína base del 74,7% (+- 2,6%), arrojando con ello un peso neto, esto es, una cantidad total de cocaína base en la muestra recibida de 4,8 gramos (+- 0,2 gramos).Finalmente solo declaró la perito con nº NUM004 , que fue la persona encargada de efectuar el análisis, siendo el segundo perito citado renunciado por las partes, al tratarse de su jefe de servicio, firmante del análisis pericial en su concepto de tal, no por su intervención directa en el análisis.

La perito explicó con nitidez y aclaró en varias ocasiones y a preguntas de la defensa, la metodología empleada, el orden de los análisis efectuados y dio las explicaciones pertinentes sobre el pesaje, los resultados y el hecho de haber unificado las sustancias del interior de las 11 bolsitas.

Así, en su explicación de la labor llevada a cabo, hace la perito una exposición detallada de los análisis y su resultado, de forma que en primer lugar analizó individualmente cada uno de las 11 bolsitas mediante el empleo de un cromatógrafo de gases con llama, en aras de un primer análisis cualitativo de la sustancia pulverulenta, indicando tal prueba que invariablemente las 11 muestras, dieron positivo en cocaína y procaína (sustancia habitual de corte); al dar todas las bolsitas positivo en la misma sustancia base, se decidió la homogeneización de las mismas y se procedió a su pesaje y análisis de la pureza en su conjunto, dando una resultado de cocaína base como indicábamos al 74,7 %, que lleva a un peso neto de la muestra homogeneizada de 4,8 gramos (+- 0,2 gramos).

El Letrado de la defensa no discute tanto la validez de este análisis como más bien el hecho de que no se procediera al estudio de la composición exacta de cada uno de los envoltorios por separado, haciendo hincapié en que el cromatógrafo de gases indica la presencia de una sustancia, pero no su porcentaje en la muestra, pues posteriormente el acusado manifestó que al sr. Ezequiel , le había vendido tan solo procaína sin cocaína, exponiendo el Letrado de la defensa en su informe final, que hubiera sido necesario analizar el envoltorio en concreto vendido, porque si no hubiera existido cocaína en el mismo en el porcentaje psicoactivo necesario, la conducta en realidad, sería atípica.

En relación a estas preguntas de la defensa orientadas a esta cuestión de la homogeneización de la muestra, la perito explicó que es innecesario proceder al análisis de muestra por muestra, toda vez que dado que todas las bolsitas habían dado positivo en las dos mismas sustancias, se unificaron, y emplea el término “da igual” la perito en clara referencia a que en definitiva, todas las muestras eran atribuidas a la misma persona. Y así es, ya que el sr. Emilio fue hallado en posesión de 10 de esas bolsitas termoselladas y la número 11, reconoce habérsela vendido al sr. Ezequiel…«DESCARGAR SENTENCIA COMPLETA»
 


GPF – Gabinete Pericial Forense | Pruebas periciales sobre sustancias tóxicas o estupefacientes