El informe pericial biomecánico

El informe pericial biomecánico

no es suficiente para desvirtuar la relación de causalidad | Jurisprudencia


 

En su SAP 420/2023, de 21 de junio, la Sección quinta de la Audiencia Provincial de Málaga nos recuerda el contenido de sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid (sección 11ª) de 15 de Marzo de 2022 sobre el informe pericial biomecánico:
 

“También señalar que la Biomecánica puede definirse como una ciencia que trata de describir los mecanismos lesivos, explicando las lesiones producidas en el organismo humano por un impacto, mediante la integración de distintas disciplinas, que incluyen básicamente la Epidemiología, la Estadística, la Medicina, la Física y la Ingeniería, ninguno de los firmantes de dichos dictámenes o informes periciales suele disponer de formación, por mínima que sea, en Medicina y/o Valoración del Daño Corporal, es decir, que los firmantes de dichos dictámenes o informes, normalmente ingenieros técnicos industriales, no tienen experiencia, especialización o conocimientos sobre la anatomía humana y la biomecánica del accidente. A través de esta perspectiva multidisciplinar y con apoyo esencial en la física, por medio del estudio de las leyes que rigen el movimiento de los cuerpos y la energía cinética producida en ese movimiento, se pretende demostrar mediante la reconstrucción del accidente, cuál ha sido la tasa de transferencia de energía sobre las personas para explicar la producción de un tipo determinado de lesión en función de la energía transferida a ese cuerpo y de la resistencia orgánica por zonas anatómicas o bien, alternativamente, la imposibilidad de que tales lesiones se hayan producido.

En términos biomecánicos hay que atender a cada caso en particular. Las propiedades mecánicas pasivas de los tejidos biológicos (como músculos, tendones, huesos, vasos sanguíneos, etc.) son diferentes de unas personas a otras, el umbral de lesión es muy personal, y en general la resistencia de materiales ligada a los mismos se ve considerablemente mermada conforme pasan los años, más aún cuando el proceso involutivo / degenerativo se presenta con antelación por diversos motivos.

Como establece la SAP León de 23 de junio de 2014 , ” (…) pudiendo replicar a las objeciones de la parte demandada -sustentadas en un informe técnico biomecánico que pretende quitar relevancia al siniestro en razón a que los valores dinámicos de la colisión (tales como delta V y aceleración), calculados conforme a previsibles parámetros no seguros, son muy inferiores a los valores mínimos potencialmente lesivos por la mayoría de la comunidad médica y científica internacional- que tal pericia sobre intensidad de la colisión pretende desvirtuar una realidad que se impone sobre la misma, como es la existencia del choque, que nadie niega, y la constatación por personal médico de unas lesiones propias de un mecanismo accidental como es la colisión por alcance, en cuya producción no incide solo la intensidad del golpe sino también son determinantes otras circunstancias, como la posición de los ocupantes afectados del turismo y su falta de previsión del impacto, no pudiendo adoptar medidas de protección frente a una colisión que no perciben hasta que tiene lugar. De ahí que sobre esta cuestión citemos la STS de 17 de octubre de 2012 , la cual señala la indeterminación de los informes biomecánicos sobre accidente de tráfico a baja velocidad, “no sólo por la distinta consideración que merece la absorción del impacto a escasas velocidades en vehículos de una cierta antigüedad frente a los más modernos, sino por las propias características físicas de los ocupantes del vehículo afectado, lo que determinar un enorme relativismo que impide conclusiones cerradas”, así como la SAP Asturias de 23 marzo 2015 que dice así “en cuanto a la valoración de los informes periciales biomecánicos o de reconstrucción del accidente esta Sala viene declarando de forma reiterada (Sentencias de 26 de abril y 25 de septiembre de 2013, 10 de noviembre , 4 y 19 de diciembre de 2014 , y 9 y 15 de enero de 2015 por citar algunas de las recientes) que, por sí solos, no son suficientes para desvirtuar la relación de causalidad, si se acredita la existencia de lesiones por los correspondientes informes médicos… ”
 

El informe pericial biomecánico

El informe pericial biomecánico

 

La sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo de 10 de Marzo de 2022 (sección 1 ª) indica que:
 

“No podemos admitir, como ya ha sido reconocido por otras audiencias provinciales, a partir de criterios técnicos ajenos a la medicina, que exista un “umbral para posibles lesiones”, porque es notorio que en el plano de la salud no existen lesiones sino lesionados, y que la respuesta del cuerpo humano a un impacto es variable y, en cierto modo, impredecible, sometida a un sinfín de circunstancias aleatorias que dan lugar a diferentes resultados; hasta un estornudo sorpresivo y forzado puede dar lugar a una contractura que puede generar algias cervicales. Cualquier estudio teórico sobre lo que se da en denominar “estudios de biomecánica” responden a estudios estadísticos cuyas bases de estudio -por cierto- tampoco conocemos, lo que no nos permite determinar la fiabilidad de las consecuencias extraídas y su adecuada valoración. La respuesta del cuerpo humano ante desplazamientos bruscos solo puede ser medida en cada caso concreto. No responde igual una persona prevenida, que ya está alerta para afrontar el impacto, que a otra desprevenida. No es lo mismo la respuesta de una persona en posición centrada y bien asentada que la de otra en posición de escorzo y algo girada. Y no es lo mismo la respuesta de una persona que la de otra ante impactos de igual intensidad. Podríamos seguir indicando variables, pero lo que es difícil admitir -por no decir que es inadmisible es considerar que la baja intensidad de un impacto excluye la existencia de lesiones o como incluso ha indicado el médico de la demandada que con un delta v entre seis y diez no se pueden producir lesiones estructurales y solamente sería admisible una sintomatología dolorosa cuyo plazo de curación no exceda de treinta (30) días”.
 

Y la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona (sección 12ª) de fecha 30 de enero de 2019 , declara respecto a la valoración de la expresada prueba lo siguiente:
 

“En Sentencia de esta misma Sección de 31 de mayo de 2018 , respecto del valor probatorio del informe de biomecánica decíamos que “tal informe, si bien contiene una parte basada en la mecánica que puede sustentarse en conclusiones estrictamente técnicas y seguras, tiene otra que no posee ese grado de certeza. En efecto, cuando los resultados mecánicos se pretenden trasladar a la incidencia que pueden tener en el cuerpo humano, las conclusiones y los parámetros que se tienen en cuenta, se basan exclusivamente en datos estadísticos, de manera que indican una mera probabilidad pero no una certeza. Como las normas comunes de experiencia enseñan, la reacción del cuerpo humano ante la misma agresión física no es exactamente la misma de una persona a otra, o incluso, por incidencia de múltiples factores, en la misma persona, contemplada en distintas ocasiones”.

Entendemos que, a la vista del informe médico obrante en autos y el informe medico del perito judicial al que se aquieto la parte actora, que confirma la existencia de cervicalgia, y partiendo de que el actor acudió a urgencias horas después del accidente, con lesiones y secuela (a la que nos referiremos a continuación) que han quedado descritas en el informe pericial judicial y que requirieron rehabilitación, sin que conste antecedentes previos. Y siendo dichas lesiones coincidentes con la forma de producción del accidente, por alcance trasero, concurriendo el resto de los criterios a que hace referencia el artículo 135 de la LRCSCVM , cabe apreciar la existencia de nexo causal entre la colisión y la producción de lesiones en la actora, entendiendo que, a pesar del contenido del informe de biomecánica, existe la posibilidad de que un impacto, relativamente leve, pueda ocasionar lesiones al ocupante de un vehículo, específicamente del tipo que se ponen de manifiesto en el dictamen médico de referencias…«DESCARGAR SENTENCIA COMPLETA»
 


GPF – Gabinete Pericial Forense | El informe pericial biomecánico